Enguera: El Piquet, Mojón blanco, Poblado íbero y Castillo de la Encomienda.

Tras un mes de marzo 2022, atípico y peculiar, empezamos el mes de abril, con una ruta en el paraje natural de Umbría La Plana, que solapa algunos senderos de una de nuestras anteriores visitas a Enguera. Su sierra posee una miríada de caminos para descubrir. Conjuga multitud de variados paisajes, endémica flora y fauna, con un sinfín de actividades para todas las edades y niveles. Un magnifico puzle que podemos realizar, según nuestra voluntad para que empiece la aventura.

Visitaremos el Mirador del Piquet, el paraje natural municipal Umbría La Plana,  el punto geodésico del Mojón Blanco, el poblado ibero de Lucena y el Castillo de la Encomienda, unos rincones preciosos para relajarse y disfrutar de los contrastes de estos enclaves con espectaculares vistas del valle y de los pueblos de la Canal de Navarrés.

A continuación, os indicamos el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo, así como la ficha técnica: 

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Nos dirigimos a la localidad de Enguera. Aparcamos el coche en la calle San Antonio Padua. A continuación, las coordenadas: 

ENLACE APARCAMIENTO E INICIO RUTA.

Iniciamos el recorrido desde la ermita de San Antonio de Padua,  caminamos hacia la montaña, dejando la ermita a nuestra izquierda. Subimos una pequeña cuesta por pista hormigonada, seguimos por un pequeño sendero a nuestra izquierda y atravesamos por un bosque. Cruzamos la pista para ir subiendo por otra pequeña senda.

Emprendemos una subida bastante pronunciada por un cortafuegos. Algunos tramos en zig-zag, nos permiten adentrarnos en un bosque y vislumbrar a lo lejos la silueta del castillo de la Ecomienda.

Un último esfuerzo y alcanzamos el área del Piquet, con extraordinarias vistas del valle, bosques y pueblo de Enguera.

Privilegiadas panorámicas de la Canal de Navarrés. Junto a la cruz, se encuentra el punto geodésico del Piquet. Tras las fotografías de rigor, proseguimos la marcha en la planicie de Umbría La Plana. 

Unos pocos kilómetros por un sendero cómodo, mejor realizarlo a primera hora, puesto que en este tramo no hay sombra. Las siluetas de las montañas a lo lejos dibujan unas fantásticas curvas en 3D y tenemos una nueva perspectiva del Castillo. 

El Paraje Natural Municipal «La Umbría-La Plana», está declarado como tal desde el año 2005. Este espacio comprende una superficie de 426,28 ha.

Poco a poco, nos acercamos al punto geodésico del Mojón Blanco. Realizamos una ida y vuelta desde el panel indicativo en una bifurcación. Otro fantástico mirador de este enclave que nos permite disfrutar de estampas de 360 grados. Vislumbramos a lo lejos la ermita de Santa Ana de La Llosa de Ranes  y el Puig de Xàtiva.

Retrocedemos para seguir por el sendero de la derecha. Una pronunciada bajada nos espera, pero sin demasiada dificultad, para los que están acostumbrados al senderismo. Aproximadamente a la mitad de la bajada, tomamos un pequeño sendero a nuestra izquierda. 

Nos dirigimos hacia el Cerro de Lucena y el Castillo a través de una arboleda de pinos, con una estupenda sombría y rodeados de plantas aromáticas. En algunos claros, percibimos el castillo. Al llegar a la casa Ibera, seguimos por el camino de la derecha para una ida y vuelta al poblado ibero. A la siguiente bifurcación, subimos por un pequeño sendero hasta la casa de madera, junto al Cerro de Lucena. 

La subida es bastante pronunciada, pero merece el esfuerzo. Un importante asentamiento ibero: El Cerro de Lucena (siglo IV-i a, C)  es el elemento patrimonial más relevante y singular. 

Tenemos otras vistas espectaculares del entorno. La bajada con un poco de cuidado debido a las piedras sueltas.

El Castillo de la Encomienda. «El castillo puede considerarse de origen musulmán, posiblemente construido entre los siglos XI y XII… Tras su incorporación al reino de Aragón por parte de Jaime I,  el amplio territorio de Enguera, dentro de los que se encontraban el castillo de Enguera, el de Garamoixent y el de La Mola fueron cedidos a la Orden de Santiago, constituyendo, dicha orden, la Encomienda de Enguera.» (Wikipedia).

Preciosas vistas de todo el paisaje que envuelve este encantador enclave con rincones mágicos.

Tras la visita al castillo volvemos a la pista de tierra, que en pocos minutos nos lleva hasta el punto de inicio y final de nuestra excursión de hoy. Una ruta muy recomendable, llena de contrastes paisajísticos, culturales e históricos. Prometemos volver, punto de encrucijada de multitud de senderos para hacia descubrir otros caminos hacia Navalon, Montesa o Moixent

Os dejamos a continuación, los enlaces a nuestras fotografías en Facebook, y los tracks de Wikiloc y Relive: 

Hasta la próxima aventurer@s!!