Circular al Cabeço d’or.

A mediados del mes de octubre, escogimos una ruta que teníamos en mente desde hacía algún tiempo: la ascensión al Cabeço d’or, en la provincia de Alicante. Su topónimo deriva de una leyenda: existiría un manuscrito árabe y un plano conservados en África que avalarían la creencia de que se encuentra oro en esa montaña. Muchas han sido las excavaciones sin éxito. El lugar es muy bonito, lo que si nos encontramos y nos sorprendió, sin ser una ruta fácil, la afluencia de muchas personas y familias con niños. 

La ruta se califica de dificultad media por tener tramos delicados. El itinerario es circular de unos 11,5 kilómetros  aproximativamente y la realizamos 6’25 horas con paradas incluidas. 

Como siempre, recomendamos llevar suficiente agua, zapatillas de senderismo o montaña y protección solar. 

Nos dirigimos a la población de Busot, conocida por sus aguas termales y sus cuevas, como la del Canelobre, y aparcamos antes de llegar al parking de la cueva, que se encontraba abarrotado. 

ENLACE APARCAMIENTO 

Seguimos por la carretera hasta llegar en pocos metros a la entrada de la cueva del Canelobre. A la derecha se sitúa un mirador con vistas de la zona. Siguiendo recto al acabar la carretera, nos encontramos con un sendero estrecho que bifurca a la derecha y bajamos por él, en zig-zag. 

Siguiendo recto al acabar la carretera, nos encontramos con un sendero estrecho que bifurca a la derecha y bajamos por el, en zig-zag hasta el Pla del Cabeço.  

Tomamos una senda a nuestra derecha para ir subiendo poco a poco con las paredes de la montaña a nuestra izquierda, las vistas son impresionantes de la zona y el cim del cabeço d or.  

Tenemos a vista de pájaro nuestro objetivo y la inconfundible silueta de la peña redonda. El camino sigue poco a poco y en zig-zag cogiendo altura. Las imágenes son impresionantes. 

El camino se vuelve más pedregoso. Nos sorprende el ir y venir de multitud de personas, pero seguimos deleitándonos de las panorámicas que nos ofrece este lugar.

Tras pasar por un pequeño pero frondoso bosque de pinos, llegamos a las ruinas de la casa del Polset, junto a la cual, se sitúa una antigua nevera bastante deteriorada.

El poste indicativo nos señala donde dirigirnos para alcanzar la cumbre en aproximativamente unos 45 minutos. Emprendemos ese tramo por el sendero de la derecha, a través de un pinar y bastante cómodo, pero al poco tiempo se vuelve muy pedregoso, pasando por alguna pedrera y sin parar de tomar altura.  

Antes de llegar a las paredes de roca caliza, nos topamos con algunas mascotas muy simpáticas.

Al pasar ese tramo, aparecen unas grapas ancladas en las rocas,  no ofrece demasiada dificultad, pero si que debemos de prestar una atención particular para subir y bajar puesto que regresamos por el mismo sitio. Paso siguiente, el de Hillary, aunque no lo parezca, su subida y bajada, se  superan con cuidado y prestando especial atención.  

Solo nos quedan dos subidas empinadas, la primera hasta la «Cova de la Granota» o «Casa del Comte», que tras visitarla y observar unas imágenes fabulosas, la dejamos a nuestra izquierda, para seguir en la segunda subida y coronar la cima del Cabeço d’Or situado a unos 1209 metros. 

Desde el vértice  geodésico apreciamos una panorámica imponente de 360grados. Desde las cimas de la montañas de : Els Plans, Aitana, Ponoig, Puig Campana, Peñon de Ifach, Sierra Helada, hasta la costa mediterránea. 

Este sitio es el elegido para comer y aprovechar las vistas privilegiadas que nos ofrece esta cima. Cuando estuvimos a punto de emprender el camino de vuelta, presenciamos un rescate en helicóptero. En la montaña debemos extremar las precauciones. 

Retrocedemos por el mismo trayecto hasta la bifurcación de caminos en la explanada de la casa del Polset , el sendero es en algunos tramos muy estrecho y pedregoso y desciende vertiginosamente. Un cuchillo de montaña emerge en medio del valle, una  singularidad.  

Superada la bajada, la senda desemboca al Racó de la Seva. Un panel indicativo indica el Pla de La Gralla, que emprendemos por esa pista forestal. 

El paso transcurre cómodo ahora y podemos dedicarnos a disfrutar de detalles tan curiosos como una avispa envuelta en una telaraña y del paisaje que nos acompaña. 

U otras decoraciones peculiares que nos hipnotizan.

En unos kilómetros, llegamos al aparcamiento y nos despedimos de esta espectacular, entretenida y singular ruta con vistas a las cumbres más emblemáticas de la región alicantina.

Os invitamos a ojear nuestras fotografías en el Facebook, así como los videos de relive y el track wikiloc en los siguientes enlaces: 

ENLACE FACEBOOK 

ENLACE RELIVE

ENLACE WIKILOC