Circular Ponoig desde helipuerto de Polop

Desde que realizamos la circular por el Puig Campana, nos propusimos visitar el Ponoig, la montaña que mimetiza con su silueta, a un león dormido, desde el helipuerto de Polop de la Marina (Provincia de Alicante). Una ruta exigente pero fascinante. Un paraíso para los escaladores por sus impresionantes paredes.  Un recorrido entretenido que, según vamos cumulando altura, nos depara vistas privilegiadas de los Castellets, Benidorm y la costa, valles y montañas como la sierra de Bernia, la Serra Gelada o Sanxet, entre otros y como no, la imponente figura del Puig Campana. La montaña alicantina en primavera se muestra generosa en flora y sensaciones pletóricas. 

A continuación, os indicamos el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo, así como la ficha técnica: 

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Nos dirigimos hacia el helipuerto de Polop de la Marina, donde aparcamos y punto de inicio y final de la ruta, os indicamos a continuación las coordenadas: 

ENLACE APARCAMIENTO

Desde este enclave, observamos una de las imponentes paredes, de los escaladores. Iniciamos el recorrido por un pequeño sendero que pronto bifurca y seguimos a la derecha. 

En este tramo, atravesamos un tupido bosque hasta llegar a una pista hormigonada. Estamos rodeados de formaciones y a lo lejos, se entrevé el castillo de Polop.

Cabe advertir que el camino es de subida continuada con un desnivel bastante pronunciado y poca ombría. Desaconsejamos hacerla en verano. Pronto unos bancos indican que nos encontramos en el área del Castellet, donde tenemos unas bonitas vistas sobre la bahía. 

Llegamos a la Casa de Dios, un panel indicativo nos informa que el Collado del Llamp está a unos 2.7km (PR-CV17). La senda empieza con un corto zig-zag, para convertirse en un pequeño sendero con desnivel más notable. 

Antes de llegar al Collado del Llamp, nos detenemos unos minutos en el Collado de la Coveta de la Moscarda, desde donde advertimos un grupo de cabras salvajes en la cumbre de una de las paredes. 

Nos encaminamos entre un amplio corredor entre las vistosas formaciones rocosas en ambos lados del sendero. 

Desde el Collado del Llamp tenemos unas vistas muy bonitas de los Castellets y montañas anexas. Una breve pausa para emprender una ida y vuelta hasta el Ponoig.

Poco a poco y extremando las precauciones, emprendemos la subida a la cima del Ponoig, por el estrecho sendero a la izquierda, en ascenso hacia su cumbre (1182 m), con especial atención a las marcas rojas, blancas y amarillas de las rocas que nos ayudan a seguir el camino. 

Gradualmente y tras haber superado aproximativamente un kilometro y unos 230 metros de desnivel desde el collado, alcanzamos la cima del Ponoig. No encontramos un punto geodésico, pero si un paisaje de lapiaz que pisamos con cuidado.  Las vistas son espectaculares y privilegiadas, 

Este enclave nos depara imágenes privilegiadas de Benidorm, la bahía, la costa, valles y montañas como la Sierra de Bernia la Serra Gelada o el Sanxet, entre otros y como no, la imponente figura del Puig Campana.

Regresamos al Collado y seguimos por la izquierda. Al final de la senda, tomamos a la izquierda y ponemos especial atención para seguir la marca blanca y amarilla en una roca, que nos desvía por la derecha. Encontramos el sendero más marcado y muy pedregoso. 

El camino baja un poco en zig-zag, pasamos entre dos formaciones rocosas y bordeando una pared. Disfrutamos en todo momento de la Senda del Cigarrí que llanea el Ponoig. 

Sin perder de vista a la impresionante mole del Puig Campana, ni las refrescantes, aunque difuminadas imágenes del mar mediterráneo.  El camino pasa por alguna pedrera. 

Al cabo de unos kilómetros, nos adentramos al Barranco de la Canal. Nos espera una vegetación más envolvente, un bosque más frondoso y una bajada muy pronunciada, por una bonita senda pedregosa y entretenida. 

En algunos claros asoman las espectaculares paredes, donde los escaladores dan rienda suelta a su afición. Han puesto incluso nombre a las ascensiones dependiendo del sector. Impresiona bastante verlos trepar!

Una ruta muy entretenida y efectista, con unas preciosas vistas. Mejor no hacerla en verano, gran parte del recorrido no tiene ombría. (No la recomendamos para personas con vértigo y que no este acostumbrada a realizar rutas de senderismo.) Si no, se disfruta un montón!.  ¡La montaña hay que vivirla!

Os dejamos a continuación,  los enlaces a nuestras fotografías en Facebook, y los tracks de Wikiloc y Relive: 

 

Enlace fotos Facebook
Enlace track Wikiloc
Enlace track Relive
Descarga directa GPX comprimido

Hasta la próxima aventurer@s!!