Facheca – Plá de la casa – Forat d’Africa – Font Roja

Nuestra ruta para finalizar el mes de mayo de 2022, nos transporta nuevamente a la Sierra de La Serrella, lugar emblemático de las montañas alicantinas, con la visita esta vez, al pico más alto: el Plá de la Casa (1379m). Solapamos un pequeño tramo con el «Forat de Africa y la Font Roja» compartido en una anterior excursión. Esta montaña, sorprende siempre, distintos escenarios con sus inherentes encantos. Belleza subyugante, que culmina desde sus picos, cuatro con más de 1300m (La Serrella, La Hiedra, Plá de la Casa y Mallada del Llop) donde vislumbramos los valles y montes adyacentes  y poblaciones como Quatretondeta, Facheca, Famorca y Castell de Castells entre otros. Una sensación indescriptible. Destacar también, la nevera de gran diámetro, las pedreras, así como la flora y fauna endémicos ahora en primavera, que nos enamora.

A continuación, os indicamos el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo, así como la ficha técnica: 

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Nos dirigimos hacia el pequeño pueblo de Facheca.  Cabe indicar, que la carretera para llegar a nuestro destino de hoy es estrecha, serpenteante, con el paso por dos puentes de un único sentido, pero las vistas de los cortantes de las rocas desde la carretera, así como los emplazamientos de los pueblos son espectaculares. Os indicamos a continuación, las coordenadas donde aparcar el coche, al lado del polideportivo: 

ENLACE APARCAMIENTO

Debido al intenso calor en este final de Mayo, decidimos madrugar, para evitar la exposición al sol en las horas de máxima radiación. Atravesamos el pueblo y tras el puente, tomamos el camino a la derecha que baja hasta su lavadero. Siguiendo un panel indicativo, tomamos a la derecha por una pista hormigonada. 

La pista sube gradualmente, hasta llegar a una bifurcación con un estrecho sendero a la derecha. el ascenso ahora es más pronunciado. Las vistas y el entorno, preciosos, encontramos muchos insectos, lo cual es bueno y sutiles blackstonias entre otras flores. 

Sin descanso, continuamos subiendo por el estrecho, serpenteante y pedregoso sendero, sin perder de vista, las formaciones rocosas que tenemos a ambos lados. 

Llegamos a una caseta con una fuente, la font del Moro o del Cuquer. Proseguimos por la derecha, para seguir cogiendo altura por el pequeño sendero. 

Y un poco de esfuerzo más para llegar a una bifurcación con un panel indicativo hacia el Pla de la Casa. Las vistas preciosas. Las formaciones rocosas impresionan todavía más si cabe desde este enclave. Nos sobrevuelan una bandada de cuervos con su característico canto o graznido. 

Un pequeño alto para disfrutar de unas esplendidas panorámicas de la zona, antes de emprender el último tramo de subida para alcanzar el Pla de la Casa. 

El sendero pedregoso y con desnivel pronunciado, nos conduce con unos zig-zag entre dos formaciones hasta un collado. Las perspectivas van cambiando, pero igual de sublimes.  

Tras el disfrute de esta cuesta, encontramos un collado con un panel indicativo. Hacemos una ida y vuelta a la cruz, punto más elevado del Plá de la Casa (1368m). Según subimos, tenemos una vista desde la altura de la nevera que visitaremos al bajar. 

El ascenso no es muy difícil, se accede con una pequeña trepada. Las imágenes de 360 grados son fabulosas. Un enclave privilegiado para gozar del paisaje orográfico y de un ambiente inigualable. Poniendo al alcance de la vista. las montañas más emblemáticas de la provincia de Alicante: Montgó, Mariola, Aitana, Cabeço d’or, Bernia, Monduver e incluso asomándose en el horizonte, el Puig Campana

«Facheca fue fundada como una alquería musulmana tras la conquista árabe de este territorio por los almohades en los albores del siglo XII. Para la salvaguarda de la población y su término, fueron construidas dos torres de defensa: laTorre del Penyal, en la misma población, y otra, que hacía las veces de torre vigía, y situada en lo alto de la cercana montaña del Plá de la Casa». En la actualidad, no queda vestigio alguno de esa torre.

Visitamos la nevera, tras regresar sobre nuestros pasos. Cuenta con un considerable diámetro de 11.5 m y 13 m de profundidad.  Una construcción del siglo XVIII. Aunque haya perdido el techo y las paredes exteriores, conserva en bastante buen estado la estructura circular interior.  

La planicie está colonizada por miríadas de cojines de monja o asientos de pastor, un arbusto con forma redondeada y pinchoso. Una planta autóctona en las montañas mediterráneas. 

Seguimos abrumándonos por las vistas y las curiosas formas de las rocas, recorriendo un pequeño sendero, que según la marcha se va volviendo, cada vez más pedregoso. Al final de esta planicie, iniciamos una bajada con fuerte pendiente y piedra suelta hacia el Collado de Borrell. 

Superado este tramo, nos encontramos con un panel que nos indica el Recincle Finestra o Penya d’Àfrica, el Forat de Africa. Un sorprendente contorno agujereado en la pared de la roca, dibuja y evoca al continente africano, es la Peña de África, simplemente fabuloso.

Tras una breve pausa, proseguimos el camino, por una senda pedregosa hasta el abrevadero de la Font Roja. Aquí, tomamos un estrecho sendero que bordea el barranco, extremando la prudencia. No apto para personas con vértigo.

Sorprendentes las imágenes del valle y formaciones rocosas desde este segmento del recorrido. 

Muy pronto, emprendemos a nuestra izquierda, un descenso por un camino de piedras para llegar a un pozo, el «Pouet de Campos» un bonito pozo romano. El geranio de San Roberto viste las rocas de un llamativo granate.

Nos esperan unos cuantos tramos de pedreras, que atravesamos sin dificultad, con unas vistas del valle con sus pueblos asombrosas.  

Impresiona pasar por el medio de tan imponentes ríos de piedras.

Ya iniciamos el último tramo antes de llegar al pueblo, por un sendero serpenteante a través de un bosque de pinos que termina en una pista hormigonada. Un corral en ruinas y un mosaico de flores colorean de rojos, amarillos y azules el final de la ruta. 

Una ruta insólita, entretenida, que aúna toda la magia de la Sierra de La Serrella, montaña que embruja y apasiona. Recomendable salvo para personas con vértigo.

escarabajo aceitero

 

Os dejamos a continuación, el video en nuestro canal de YouTube, así como los enlaces a nuestras fotografías en Facebook, y los tracks de Wikiloc y Relive:

Enlace fotos Facebook
Enlace track Wikiloc
Enlace track Relive
Descarga directa GPX comprimido

Hasta la próxima aventurer@s!!