Pradera Ordesa- Cola de Caballo

En el Puente de Octubre de 2020, pudimos por fin (y ya iban tres tentativas por varios motivos) visitar la famosa y preciosa pradera de Ordesa. Un paseo que nos transporta a otro mundo, que nos subyuga. La naturaleza es la mayor paleta de colores con la que armonizar nuestros días, y para nosotros,  en este paseo por bosques, flanqueados de montañas, cerca del río y amenizado por la musicalidad de sus cascadas,  para al final del trayecto,  abrirse en un claro de pradera majestuoso, sería en otras palabras: el paraíso. Un cuento de hadas hecho realidad. Tanto amalgama colorido despertó en nosotros multitudes de sensaciones indescriptibles. 

La ruta es lineal de unos 21 kilómetros aproximadamente, que realizamos en 6h30, con paradas para comer y disfrutar del enclave y tomar los oportunos clichés fotográficos. 

Las recomendaciones de costumbre: agua, protección solar, zapatillas de montaña o senderismo y alguna prenda de abrigo dependiendo de la estación en la que se visite. 

Según las fechas, se debe subir en autobús. Nosotros tuvimos la suerte de emprender esta aventura el día 8 de octubre 2020, subimos en coche hasta el parking de la pradera. Al tratarse de un recorrido fácil y popular, está muy concurrido. 

Os indicamos a continuación las coordenadas del parking situado en la pradera de Ordesa: 

ENLACE PARKING PRADERA DE ORDESA 

En caso de que sean fechas festivas y no se pueda ir en coche hasta la misma pradera os pasamos la ubicación de la estación donde coger el autobús: 

ENLACE ESTACIÓN AUTOBUS

Cuando acaba el parking, encontramos varios paneles que nos dan dos opciones, tomar la senda de los cazadores, para los más intrépidos y la senda apta para todos públicos a la izquierda ( esta vez, es por la que nos decidimos, dado que llegamos después de cinco horas de carretera). Eso si, no nos defraudo. la senda es amplia, cómoda y nos adentra entre musgos y árboles en un universo mágico. 

No hay pérdida, todo está perfectamente señalizado, inclusive con advertencias de no salirse del camino debido al peligro de la erosión y algunos tramos cerrados al público. El tiempo se detiene, solo se escucha el cantar de los pájaros entre las lanzas de luz del sol a través de la frondosidad del bosque. 

Estamos cerca del río, su musicalidad nos acompaña durante todo el trayecto y también alguna lagartija que aprovechaba los pocos rayos de sol que se abrían caminos a través de los majestuosos árboles para calentarse. 

Llegamos a un puente para disfrutar de unas imágenes bucólicas del entorno del río y tener una vista privilegiada del Monte Perdido. Un encuadre fascinante.  

A los pocos metros, nos acercamos a la primera cascada: Cascada de Arrispas. casi escondida en el entramado de arboles y salvando varios desniveles. Un remanso de paz nos invade. 

Seguimos disfrutando del ambiente y el paisaje para alcanzar las siguientes cascadas: Cascadas de la Cueva y El Estrecho. Las gotas llegan hasta el mirador por la  fuerza del impacto del agua. Es verdaderamente impresionante.

Un panel indicativo nos informa que desde este punto, nos quedan casi dos horas para llegar a la Cola de Caballo. Desde aquí las vistas sobre el valle son imponentes y embrujan la combinación de colores otoñales. 

 Divisamos otra cascada fabulosa a nuestra derecha. El sendero en un ligero zig-zag va subiendo poco a poco y nos invita a entrar en un misterioso y fabuloso bosque de hayas

Las rocas y los árboles forman una simbiosis de colores con los entramados de raíces de los árboles y musgos, la variedad de vegetación y la constante humedad inherente a este lugar tan emblemático.

El bosque va abriendo claro y podemos acercarnos al río, dejando por un momento el sendero. Aprovechamos este rincón con encanto para comer y disfrutar de este paraje tan extraordinario. Al escudriñar con la mirada las montañas podemos descubrir varias cascadas finas, caminos casi invisibles que el agua desciende y nos regala como espectáculos visuales. 

Nuestra siguiente parada son las Gradas de Soaso, unas cascadas en «decrescendo», formando eslabones gigantes con sus cascadas , bastante concurridas, como prácticamente todo el recinto del paseo. Bordeamos sus burbujeantes aguas,  envueltas en un clima perfecto. 

Desde aquí, solo nos queda una hora para llegar a la imponente cascada de la Cola de Caballo. En paralelo a las gradas subimos por unas escaleras de piedras para ganar un poco de altura y llegar a una extensa pradera con vistas al Circo de Soaso. 

La sensación de libertad es inmensa. Un laberinto de hileras de agua descienden desde lo alto de la montaña y se buscan alcanzando el valle, tejer un trenzado y alcanzar el río Arazas. El circo es fabuloso. Una inmensa pared delimita el horizonte. 

Proseguimos por el camino de «piedras-baldosas» para pasar por un puente de hierro y arrimarnos a la última de las cascadas, que se encuentra al final del recorrido a la izquierda. En todo momento, podemos apreciar la cima de la montaña recubierta con nieve y manto de nubes. 

La última cascada bien parece a una cola de caballo, como indica su nombre. Se le puede acercar por ambos lados para tomar imágenes a su pies, Se forman algunas balsas, incluso personas se atreven a bañarse.  La caída del agua es asombrosa. Estuvimos un buen rato hipnotizados. 

El camino de vuelta lo emprendemos regresando sobre nuestros pasos y gozando nuevamente de este fantástico paseo, con el abrigo del otoño destellando sus tonalidades cobrizas y su gama de verdes. En poco más de dos horas, alcanzamos el parking y dejamos tras nosotros un autentico edén. Innombrables rincones con encantos.

Os invitamos a ver el diaporama del resumen de la ruta por la pradera de Ordesa en el enlace youtube: 

Fotografías de Mari Carmen Calatayud Benavent

Volveremos sin duda para recorrer la senda del cazador y disfrutar de otra perspectiva. Recomendamos,  que por la menos una vez,  si se tiene la oportunidad, realizar esta maravillosa, relajante y cómoda ruta. 

A continuación os dejamos los enlaces a nuestras fotografías en Facebook, así como a los videos de Relive y Wikilok: 

ENLACE FACEBOOK 

ENLACE RELIVE

ENLACE WIKILOC

Hasta la próxima aventurer@s