Sendero rio Borosa, pasarelas, salto de Los Órganos, túneles y embalse Aguas Negras.

La tercera de las rutas por tierras de Jaén tras las escapadas anteriores al sendero del rio Cerezuelo y Castillo Cinco Esquinas y  el  Pico Gilillo desde la Ermita de La Virgen de la Cabeza. el 11 de octubre 2021, la realizamos en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla y Las Villas, bordeando el rio Borosa, descubriendo cascadas y saltos tras la pasarela para terminar introduciéndonos por la montaña en dos túneles (se necesita linterna, algunos tramos son estrechos), para alcanzar una presa y la  laguna o Embalse de Aguas Negras. Un itinerario bastante concurrido y largo, no obstante muy bonito, que invita a la relajación y disfrute de la frescura de unas aguas cristalinas, así como de un entorno mágico y espectacular. 

A continuación, el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo, así como la ficha técnica de la ruta:

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Desde Cazorla, tomamos la carretera A-319, hasta llegar a la Torre del Vinagre, tomamos el desvio a la derecha que nos guía al inicio del sendero. Os dejamos en el siguiente enlace las coordenadas donde aparcamos el coche: 

ENLACE APARCAMIENTO

Iniciamos el recorrido caminando junto a la piscifactoría del río Borosa, pasamos cerca de una fuente, seguimos las indicaciones del panel informativo.

La pista es cómoda y bordea el curso del rio, pero con poca sombra en este tramo de la ruta. Cruzamos un primer puente, contemplamos varios escenarios donde el agua juega con las rocas, formando pozas. para llegar al Charco de la Cuna.

Dejamos a nuestra derecha un puente en mal estado, andamos el camino sin dejar de fijarnos en el tumultuoso correr de las aguas.

Seguimos por el margen izquierdo del rio y a pocos metros cruzamos el puente de los caracolillos con una formación rocosa: pliegue del rio Borosa. Seguimos por el margen derecho del rio, para volverlo a cruzar por otro puente. Algunas pozas son ideales para refrescar, sino que se lo pregunten a los simpáticos caninos…

A casi un kilometro, en un cruce, tomamos el desvío a la derecha para recorrer la Cerrada de Elías. (Este sendero debido al Covid 19, es de un UNICO SENTIDO, se regresa obligatoriamente por pista). Pronto la vegetación se vuelve más frondosa pero las ojeadas al rio son igual de bonitas.

Aprovechamos algunos altos en el camino para disfrutar del entorno: desde un árbol, una fuente y el rio que sigue acompañando.

Nos sorprenden la peculiaridades de las formaciones rocosas. Sumamos kilómetros, cruzamos un puente para llegar a la Central Hidroeléctrica.

La Central se queda a nuestra izquierda y el rio Borosa a la derecha. Nos adentramos en un tramo mucho más rocoso y que va ganando altura. Una simpática cabra nos da la bienvenida y percibimos las primeras cascadas.

Tras pasar la cascada de las tres caídas, continuamos por la senda para llegar al Salto de la Carabela. Un rincón espectacular, donde remojaremos los pies a la vuelta.

Emprendemos ahora una subida un poco más abrupta para descubrir el Salto de los Órganos. Un paraje maravilloso, que merece que nos detengamos a contemplarlo.

Desde este punto iniciamos una subida más dura con piedras y gravilla suelta para llegar a la entrada del primer túnel cavado en la montaña. Algunos tramos son más estrechos y oscuros, por lo que se necesita una linterna.

El túnel cruza literalmente la montaña por dentro. Tenemos unas vistas bonitas desde las ventanas esculpidas en la roca.

Salimos del primer túnel y entramos en un segundo que nos lleva hasta una presa y la laguna o Embalse de Aguas Negras. Un lugar sublime.

Reandamos el camino, por los dos túneles y la bajada ( ojo, con los resbalones). nos dirigimos tras pasar por el Salto de los Órganos al Salto de la Carabela, donde probamos las frías y cristalinas aguas remojando los pies.

Seguimos disfrutando del entorno de la montaña. Llegamos a la bifurcación de las pasarelas y debido a las medidas del Covid 19, nos desvían por la pista de la derecha, sube de manera continuada durante un ratito, para llevarnos hasta el camino que tomamos por la mañana al punto de la Cerrada de Elías . Otra cabra, está mucho más descarada, nos despidió de esta fantástica ruta.

Realizamos ya el último tramo por la pista de la mañana, eso si un poco más cansados, después de los 23 kilómetros, pero satisfechos de las maravillas que nos ofrece la naturaleza.

Una ruta fantástica que hemos calificado de moderada por algunas subidas más pronunciadas, apta para personas acostumbradas a la montaña. Recomendable por su peculiaridad, contrastes y tesoros que atesora. Repetiremos seguro.

Os dejamos a continuación los enlaces a nuestras fotografías en Facebook, y los tracks de Relive y wikiloc: 

ENLACE FOTOGRAFÍAS FACEBOOK

RELIVE

TRACK WIKILOC

Hasta la próxima aventurer@s!!!!