Benasau: Circular Benasau – Alt de La Serrella – Benasau

La ruta de principio del mes de septiembre del 2020, se inicia en el pueblo de Benasau, en la provincia de Alicante. La bruma flotaba y arropaba el paisaje a primera hora de la mañana. Nuestra primera sorpresa fue observar a un senderista acompañado por un perro que a su vez  seguía un gato, pero desaparecieron de inmediato, así como el manto que recubría la zona. 

El itinerario es circular de unos 13 kilómetros que realizamos en casi 6 horas. La primera parte es más entretenida y aventurera. La segunda es por pista, si se va con niños se puede hacer al revés y desde la caseta de vigilancia volver por el mismo camino (sería lineal).

Recomendaciones de costumbre: agua, protección solar y zapatillas de senderismo o montaña

Nos dirigimos hacia el Calvario de Benasau donde aparcaremos, hay muy poco sitio, mejor madrugar. 

Os indicamos las coordenadas donde aparcamos en el siguiente enlace: 

ENLACE APARCAMIENTO  

Tomamos la pista y en la primera intersección giramos a la izquierda, pronto emprendemos una ligera subida por un estrecho sendero que encontramos a nuestra derecha, las vistas se van transformando en panorámicas. 

Bordeamos el barranco de Benadoch y atravesamos unos campos de cultivo para seguir accediendo pronto al tramo un poco delicado de la pedrera. 

Cogemos un poco de aire y empezamos a cruzar el tramo de la pedrera, es más el miedo que nos inculcamos que lo que es realmente, no obstante, existe el peligro. La senda de la pedrera es estrecha y larga, con un último tramo de subida. y el desnivel muy pronunciado. Con mucho cuidado y atención, emprendemos su paso para llegar al siguiente tramo un poco agudo que es la subida a un peñasco para llegar al Morro de Serrella. La visión del entorno es asombrosa. 

La panorámica es impresionante, a vista de pájaro. Todavía nos queda un tramo para ganar más altura, y con apenas esfuerzo ayudándonos de las rocas, alcanzamos la cima del peñasco.   

Desde el morro de Serrella, el esfuerzo merece la pena,  las imágenes fantásticas y agradecidas lo corroboran, descubrimos inclusive un insecto que no conocíamos.  

                                                                                                                                                                                                                           Emprendemos el siguiente tramo por una senda estrecha con hitos diseminados para indicarnos el trayecto. Ahora la travesía es por la cresta, desde aquí podemos apreciar la casita del guardabosque en el cim de la Serrella, próxima parada

El paso por la cresta es entretenido y las vistas en ambos lados impresionantes. 

Divisamos un pequeño bosque desde donde subiremos por una senda marcada, con barandilla flanqueada con cuerda,  hacia  el Recingle Alt de la Serrella.

Una vez alcanzado el alto, encontramos la caseta del guardabosque y el punto geodésico. Unas perspectivas fabulosas se dibujan subrayadas  por las líneas del horizonte.  

Podemos atisbar el embalse de Guadalest. 

Bajamos para retomar la pista a través de un bosque, en unos minutos nos adentramos en un camino a la derecha, para observar desde un mirador de la Penya del Moro,  una superposición  de  rocas que simulan una procesión de  religiosos, son los famosos frailes de Serrella.

Retrocedemos a la pista y vamos bajando con un zig-zag moderado hasta un deposito  de agua contra incendios. La vistas son muy bonitas y paramos a comer para disfrutar del entorno. 

Tras el mini descanso, retomamos la pista, en un kilometro aproximadamente, un panel indicativo señala que solo nos queda 3 kilómetros hasta Benasau. Nos sorprende la “bienvenida” de miríada de saltamontes con sus alas azules. 

Durante este último tramo, podemos apreciar campos de almendros. Pasamos cerca de las ruinas del “Corral del Sord” , en pocos minutos llegamos al Calvario, punto donde aparcamos el coche. 

Una ruta atractiva y sugerente, que os invitamos a realizar si tenéis ocasión. Nos trajimos muy buenas sensaciones y unas piñas de recuerdo ( del suelo, abiertas. De vuelta a casa, las pusimos a remojo y se cerraron herméticamente. Después del secado, volvieron a abrir “sus escamas”. Magia ? )

Encontraréis todas las fotografías de esta ruta aventurera en nuestro Facebook: 

ENLACE FACEBOOK 

ENLACE RELIVE

ENLACE WIKILOK

Hasta la próxima aventurer@s!!!