Ruta en Carricola: Carricola-Castellet-Font Freda-Carricola

Una ruta que nos sorprendió gratamente en la segunda excursión que realizamos en septiembre del 2020, en Carricola, provincia de Valencia.  Un tranquilo pueblo coloreado y vestido por la simbiosis de sus figuras y pinturas, que se conjugan con el paisaje de montaña y se esconden en el entorno de la naturaleza. Ideal para una excursión en familia y con niños. 

El itinerario es circular de 9,5 km que realizamos en 3h30.

A continuación, os indicamos el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo: 

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Os indicamos a continuación, las coordenadas donde podéis aparcar el coche: 

ENLACE APARCAMIENTO

Entramos al pueblo, observando cada detalle, la fuente delante del ayuntamiento está plagada de caracoles, y una pared adyacente de golondrinas. llegamos a una calle a nuestra izquierda que flanquea un parque. 

Intentamos estar atentos a cada detalle y así y todo, seguro que alguno se nos escapó. Muchas de las figuras juegan con las perspectivas y nos sorprenden, como las que desdibuja el castillo cuando amanece el sol.

Podemos ver la torre del Castellet. Nuestro trayecto se inicia por un sendero que va ganando altura. Algunas obras se encuentran difuminadas a ambos lados. 

Vamos ascendiendo ayudados por escalones de piedras y barandillas con cuerda. Un caballo se difumina en la subida.  

Llegamos a un panel indicativo para la subida la castillo, quedan 20 minutos desde la «Font dels unflats», que más que una fuente, parece un cuadro. 

Seguimos hacia arriba en zig-zag amenizados con la letra escrita en la piedra de Raimon de la canción «Al vent». No nos podemos resistir y la entonamos subiendo. 

Ahora, la subida se escalona, nunca mejor dicho, primero con troncos y luego escaleras revestidas de miradas, con el castillo de meta y una panorámica muy bonita de los pueblos.  

Las vistas desde el castillo son impresionantes. Lástima que no pudimos subir a lo alto de la torre, se encontraba cerrado al público por el Covid19.

Tomamos la escalinata de hierro hacia la montaña hasta el poste indicativo. Vamos hacia la «Font Freda», cogemos la pista por la izquierda 

En unos pocos metros, otra señalización, nos dirige por un sendero estrecho a nuestra derecha,  a través de la vegetación frondosa de maquis. 

Alcanzamos una pista, no hay ombría, pero es cómoda y en poco tiempo, nos acercamos a una cruz. Desde aquí divisamos el mirador. 

En pocos metros, nos acercamos a la «Font Freda», un pequeño paraje para refrescar y hacer picnic. Vemos nuestro próximo objetivo, el mirador.  

La senda que nos aproxima a ese punto es muy pedregosa. Un espectáculo para las miradas de toda la zona hasta el horizonte.

Nos encaminamos por el sendero estrecho a la derecha del mirador. Vamos perdiendo altura en un continuo y ligero serpenteo. Algunos tramos con arboleda, otros más áridos, pero el paseo es entretenido.   

Desde aquí el Castillo se impone de manera singular y sobresaliente desde el bosque. 

La excursión va finalizando, y una obra fundida con la naturaleza, nos deja un poco perplejos. Una perspectiva superpuesta que si le dedicamos la suficiente atención dibuja una imagen de conjunto un poco «picante»

Retomamos parte del camino del principio de la ruta que nos devuelve al pueblo. Una aventura pintoresca, corta y sorprendente. Paseo recomendable para disfrutar en familia y niños. El pueblo también se encuentra repleto de figuras de hierro forjado que se confunden con su entorno. A cada paso, un descubrimiento!

Los siguientes enlaces os permitirán acceder a nuestras fotografías en Facebook y videos. 

ENLACE FACEBOOK

ENLACE RELIVE 

ENLACE WIKILOK 

Hasta la próxima aventurer@s!