Salamanca

A finales de abril 2023, visité la ciudad de Salamanca. Algunas escapadas son imprescindibles para sanar y calmar el alma en algún momento de nuestras vidas. Rencontrarse con uno mismo y reminiscencias de su infancia. Una ciudad que rezuma ambiente de pueblo y que se hace querer con sus peculiares detalles arquitectónicos, su magia, su Historia y bullicio de vida. Un amalgama de contrastes que combina de forma sutil lo antiguo con lo moderno.

En esta, mi primera visita a la ciudad, recorro los lugares emblemáticos, aunque muchos han quedado por descubrir de la encantadora Salamanca. 

El característico «sonoro castañeteo producido al entrechocar las mandíbulas, conocido como «crotoreo» de las cigüeñas se oye de buena mañana. Están por todos los edificios, con sus inmensos nidos. Ahora en época de cría.  

LA CATEDRAL DE SALAMANCA : «Dos catedrales con nueve siglos de Historia

El conjunto catedrático de Salamanca ofrece al visitante el singular tesoro de nueve siglos de historia y arte religioso, que puede ser contemplado en línea de perfecta continuidad. La Catedral constituye una parte fundamental de la ciudad de Salamanca, Patrimonio de la Humanidad, sin la cual es imposible comprenderla (Fuente: catedralsalamanca.org)

Es tan impresionante y encierra tanto misterio, que su visita es ineludible. Acudir varias veces a contemplarla durante la estancia es inexorable. Escrutar la puerta principal, nos deja perplejos al encontrar un astronauta, o un diablo comiendo helado, junto a otras figuras que configuran el minucioso friso.

 

La Catedral Vieja (Siglos XII-XV)

La Catedral Vieja, dedicada a Santa María de la Sede, es de estilo románico de transición y en ella destaca sobremanera su cimborrio: la denominada Torre del Gallo. Dentro de este templo, que empezó a construirse en la primera mitad del siglo XII, se encuentra la capilla de San Martín o del Aceite. Felizmente conserva a día de hoy en su lugar originario el portentoso retablo de la capilla mayor, que data de la década de 1440, merced a la mano de los hermanos Delli.

 

La Catedral Nueva (Siglos XVI-XVIII)

En la Catedral Nueva, que se erigió en el siglo XVI y fue finalizada en 1733 por los Churriguera, se encuentra la imagen de la Virgen de la Asunción, misterio al que se encuentra advocado el templo, que fue tallada en 1626 por el escultor Esteban de Rueda con destino al altar provisional elevado en la primera media iglesia mientras se culminaban las obras del templo. (Fuente: catedralsalamanca.org)

Visita nocturna a la Catedral.

Una experiencia única donde se  visitas guiadas por las Torres de la Catedral de noche, ambientadas con música y luz interpretativa. Ieronimus es una ascensión a las torres de la Catedral de Salamanca: La Torre Mocha y la Torre de Campanas. Un lugar privilegiado para divisar la ciudad de Salamanca y descubrir la Catedral desde un ángulo diferente. Desde la altura podrás divisar los templos de Santa María de la Sede –lo que se denomina la Catedral Vieja– desde la Sala del Alcaide, y Ntra. Sra. de la Asunción –la Catedral Nueva– desde su balaustrada.

El recorrido permite pasear por los tejados de la catedral. A través de una pasarela ubicada entre los dos templos, podrás casi acariciar la Torre del Gallo. La ascensión se realiza por el interior de la catedral a través de pasadizos y escaleras de tramos cortos. Dispone de varias salas con zonas de descanso, información, audiovisuales y vitrinas con objetos y documentos provenientes del archivo catedralicio. La ascensión a Ieronimus es una experiencia única. (Fuente: www.ieronimus.es)

Otra visita fantástica, diferente, con halo de misterio. (No recomendable para personas con vértigo. Escaleras de caracol) 

La Cleresia 

Tiene una impresionante fachada realizada en tres cuerpos y que cuenta con dos torres. El interior de la iglesia es de una sola nave con capillas laterales y está iluminado por una gran cúpula, que ha tenido que ser reforzada en numerosas ocasiones debido al peligro de derrumbe por su tamaño. Destaca el retablo de estilo barroco del siglo XVII, en el que se puede ver, entre otras figuras y representaciones religiosas, la imagen de San Ignacio, fundador de la Compañía de Jesús.

 

Casa de las Conchas

La Casa de las Conchas es una mansión señorial de la época de los Reyes Católicos en la que se combinan los estilos gótico tardío, mudéjar y renacentista.
Su construcción comenzó a finales del siglo XV por orden de Rodrigo Maldonado de Talavera, Debe su nombre a las más de 300 conchas representadas en su fachada, que están dispuestas a tresbolillo, siguiendo una composición romboidal propia del estilo mudéjar. No se sabe a ciencia cierta por qué motivo se cubrió de esta forma la fachada, pero hay dos teorías: una que dice que fue por pertenecer los Maldonado a la Orden de Santiago y otra que cuenta que fue una muestra de amor de Don Rodrigo a su esposa Juana, cuya familia, los Pimentel, tenía como símbolo nobiliario la concha. Sobre la puerta principal y las ventanas se halla el escudo de los Maldonado, con cinco flores de lis.
Las rejas de las ventanas del piso inferior están consideradas como de lo mejor de la rejería castellana.
Destaca también la asimetría existente entre las ventanas de mayor tamaño, algo propio del gótico.

Aunque lo más destacado del edificio sea la fachada, llama también la atención su patio, que cuenta con un pozo en la parte central y en el que se mezclan con una gran armonía las columnas mixtilíneas típicas de Salamanca, la decoración mudéjar y las gárgolas.

Desde el piso superior, al que se accede por una escalera de tres tramos, se tiene una vista privilegiada de las Torres de la Clerecía.

Una visita muy bonita e interesante. 

Iglesia y Convento de San Esteban 

Los frailes dominicos llegaron a Salamanca en el siglo XIII, poco tiempo después de que se fundara la Universidad.

En un principio se instalaron fuera de las murallas de la ciudad, junto al río Tormes, pero este primer convento fue destruido por una riada en 1256.
Ese mismo año, el obispado les concedió un terreno intramuros, en el que levantaron un nuevo convento, del que apenas quedan restos. El edificio actual fue construido entre 1524 y 1610.

La fachada de la iglesia de San Esteban es uno de los más bellos ejemplos del plateresco español. En su parte central destaca la representación del Martirio de san Esteban, de Juan Antonio Ceroni. Sobre esta imagen puede verse un Calvario del mismo autor. En la parte superior hay una terraza que se puede visitar y que cuenta con unas espléndidas vistas del casco antiguo de Salamanca.

El acceso al convento se realiza a través de un pórtico que está situado haciendo un ángulo recto con la fachada de la iglesia. Está formado por arcos de medio punto de inspiración italiana. Uno de los personajes históricos más importantes que han pasado por el Convento de San Esteban es Cristóbal Colón, que viajó hasta aquí para entrevistarse con el prior del convento, Fray Diego de Deza, que era confesor de Isabel la Católica.
Su propósito era conseguir que los Dominicos convencieran a la reina de que financiara su viaje a las Indias. (Fuente: www.versalamanca.com)

Iglesia de San Benito

Siglo XX. Más oculto y menos conocido que otros relieves en piedra de Villamayor, la Iglesia de San Benito esconde entre sus volutas y espirales la figura de un tuno, en homenaje, que parece subir por una de las columnas ocres de piedra franca.   

 

Universidad de Salamanca 

Alfonso IX de León quiso tener estudios superiores en su reino y por ello creó en 1218 las ‘scholas Salamanticae’, germen de la actual Universidad de Salamanca que cumple más de 800 años de historia ininterrumpida creando, promocionando y divulgando el conocimiento. Alfonso IX fue un hombre ilustrado y adelantado a su tiempo, no solo por haber creado la Universidad de Salamanca, sino también por otras acciones como plantear las primeras Cortes que permitían la participación de diversos sectores de la población además de los habituales nobles. Este primer Estudio contó, según el decreto de 1254, con un maestro en leyes, otro en decretos, dos de decretales, dos de lógica, dos de gramática, dos de física o medicina, uno de órgano, un apotecario, un bibliotecario y dos conservadores. Así, la Universidad de Salamanca se convirtió, junto con París, Oxford y Bolonia en una de las primeras universidades europeas y hoy en día es la única española que ha mantenido su actividad a través de los siglos. (Fuente: www.usal.es/historia)

El misterio, ha sido revelado por el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Benjamín García-Hernández. Las tres calaveras de la fachada, representan los tres hijos fallecidos de los Reyes Católicos, Isabel, María y Juan. Es sobre la calavera que representa al príncipe, en la que descansa la rana. El hijo de los reyes, murió antes de cumplir 20 años. La rana se conoce como la “Parrita”, por el médico que se encargó de tratar su enfermedad, el doctor Parra. La rana, según Benjamín, es una burla a la inquisición y a la teoría de la resurrección después de la muerte. Hace referencia a que la resurrección es igual de improbable que, el hecho de que “las ranas críen pelo”, un dicho popular.

La rana se ha convertido en el símbolo de Salamanca. Tienes que encontrarla, y como dijo Unamuno, no te pierdas toda la belleza del frontispicio:

“No es lo malo que vean la rana, sino que no vean más que la rana”. 

Plaza Mayor 

Los 88 arcos de la Plaza se alternan con medallones esculpidos que representan personajes destacados de la historia de España. La Plaza Mayor es el centro social de Salamanca..  Durante mi estancia, coincidieron fiesta estudiantil en la Plaza, un toque carnavalesco. Está repleta de restaurantes y tiendas.  Vale la pena, pararse y disfrutar del ambiente, tomando un tentempié. 

Palacio de Monterrey ( Casa de Alba) 

El Palacio de Monterrey es el único palacio de Salamanca que alberga en su interior una casa real, vivida y en uso en la actualidad.

La visita ofrece adentrarnos en el entorno más íntimo de la familia, visitando las salas de uso diario. Además, pese a las modestas dimensiones del Palacio, en su interior también veremos una importante colección artística y mobiliaria. Todo ello mediante una experiencia única, fusión de música, voz e imágenes. Como broche final, una maravillosa panorámica exterior de Salamanca en uno de sus torreones, para admirar de cerca las fastuosas chimeneas y la crestería que corona el edificio. (Fuente: www.palaciodemonterrey.com)

(Está prohibido hacer fotografías durante la visita, salvo en el torreón y cocina.)

No os podéis perder paseos y callejear por toda la ciudad y sus jardines de día y de noche, para observar, sorprenderos y disfrutar de la gastronomía y de los detalles recónditos en esta misteriosa y mágica ciudad de Salamanca. 

A continuación, os dejamos el enlace a nuestras fotografías de Facebook: 

Fotografías de©Marie-Carmen Calatayud – @alustriel27

Hasta la próxima aventurer@s!!!