Pico Espadán desde la Nevera de Algimia

La Sierra de Espadán ofrece una infinita variedad de contrastes. Tonalidades que dibujan unas paletas increíbles de verdes, favoreciendo que sobresalgan los colores rojizos de su tierra y rocas. Este tercer día de Pascua, lo dedicamos a subir al Pico Espadán, la espesa neblina le confiere un halo mágico.  La subida empinada sobre manto de hojas secas, le otorga un ambiente de cuento de hadas. 

A continuación, os indicamos el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo, así como la ficha técnica de la ruta: 

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Nos dirigimos a Algimia de Almonacid. Al final del pueblo, tomaremos la dirección a Alcudia de Veo. En unos 6 kilómetros a la derecha, se encuentra un aparcamiento. Estamos en el Collado de la Nevera. Os dejamos el enlace:

ENLACE APARCAMIENTO

Partimos desde este punto. Tomamos el sendero de la izquierda con unos cuantos escalones de madera y regresaremos por la senda que tenemos a la derecha (la subida es bastante empinada, se puede hacer al revés para hacer una subida más suave). Nos topamos con la Nevera de Espadán.  

Seguimos por las escaleras, con una pendiente continuada, luego por un sendero de tierra en zig-zag, pero siempre cogiendo altura . Nos acompaña una bruma, que da algo de misterio a la zona, “absorbiendo” casi a los arboles que nos rodean.

Llegamos a un pequeño collado, lo que nos permite hacer un alto en la subida y disfrutar de este ambiente sereno de la montaña envuelta en un manto de silencio y neblina. Muchas raíces resaltan en el camino, entramados de vida subterránea. 

Aunque la senda se difumine por las piedras y sobreexposición de los rizomas, se intuye el camino a seguir sin perdernos. Eso si, continuamos subiendo. 

La ascensión es preciosa, aunque nos esforcemos un poquito. La senda se dibuja más nítidamente en algunos tramos. Algo más de claros conforme pasa la mañana, nos permiten contemplar este fabuloso enclave, lleno de pinos de rodeno y alcornoques.

Poco a poco, la bruma va desapareciendo. No queda mucho para llegar al Pico de Espadán. 

Pudimos observar protuberancias en troncos de árboles, así como bastante orugas de procesionaria ( Un peligro, todavía más, si las mascotas no van atadas). Pronto, el camino bifurca, cogemos el sendero de la izquierda para una ida hasta el Pico de Espadán y vuelta a este punto para seguir por la otra senda. 

En estas fechas, se forman dos “corredores”, por la cantidad de personas que bajan y las que suben. Un trasiego importante de visitantes en esta zona. Nosotros no paramos de subir ! Pero queda muy poco para llegar!

La trepada es un poco dificultosa por lo resbaladizo de las rocas pulidas. Se alcanza el Pico de Espadán (1099m). Las vistas son espectaculares desde este punto. Bajamos con precaución la “destrepada” para volver a la intersección de caminos. 

Giramos a la izquierda para seguir por un sendero pedregoso, ahora de bajada y muy entretenido. Pasamos junto a una pedrera.

Llegamos a un cruce. Giramos a la derecha para dirigirnos al Collado de la Nevera, por una pista forestal. En este trayecto de vuelta, bordeamos el barranco de Aguas Negras.

Encontramos unos cuantos miradores para poder contemplar este impresionante paraje, rico en contrastes de colores y flora. Una ruina de un corral domina el barranco. A la derecha del camino una placa de hierro anclada en la roca con unas inscripciones.

Este camino nos conduce de regreso donde aparcamos el coche. Una ruta con encanto, entretenida y muy amena que recomendamos. 

Os dejamos a continuación, los enlaces a nuestras fotografías en Facebook, tracks de  Relive y wikiloc, así como  el video de nuestro canal YouTube, que os invitamos a visitar y suscribirse. Gracias:   

ENLACE FOTOGRAFÍAS FACEBOOK

ENLACE RELIVE 

WIKILOC

Hasta la próxima aventurer@s!!!