Paseo en bici por El Saler y atardecer en barca en La Albufera de Valencia.

Hoy más que una ruta os proponemos una escapada por la naturaleza que se compone de un paseo en bicicleta por la zona de El Saler (en Valencia) y un atardecer en barca por la zona de La Albufera de Valencia. Esta escapada la realizamos sin nuestra querida peluda Fosca ya que de momento no sabe ir en bicicleta. 

En el siguiente enlace, encontraréis las recomendaciones de rigor y avisos importante antes de empezar una ruta: 

ENLACE RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES 

Para poder organizar esta escapada nos pusimos en contacto con la gente de la página web: http://www.visitalbufera.com/ ,  en ella existen variedad de packs que incluyen alquiler de bicicletas + paseos en barca por la Albufera, nosotros optamos por el pack que incluye:  3h en bici + Paseo en barca Arrozales y Lago Albufera (45/75 min), por un precio de 12€ por persona con seguro incluido. La dirección de la oficina donde te atienden muy amablemente y te explican todo es: 

Av/. Els Pinars, 6 – «El Saler»
46012  – Valencia

La ubicación exacta en Google Maps es: 

VISIT ALBUFERA

Nosotros llamamos antes de ir al móvil 625 591 101 y nos atendió Jaume, un chico muy simpático que nos explicó todo detalladamente. 

Una vez se acabe el paseo en bicicleta conviene coger el coche para llegar hasta el embarcadero donde empieza la visita en barca, la dirección es: 

Embarcadero POMERO Paseo Barca
Av. los Pinares, 30, 46012 València, España

Y la ubicación en Google Maps es: 

UBICACION EMBARCADERO

Carretera CV500, km 8. Junto Parque de Bomberos. Por la indicación q pone POMERO entrais andando. Teneis que aparcar junto a unos troncos que hay en el acceso o un poco antes junto a las cañas.

 

Cuando llegamos a la oficina se nos entrega junto a la bicicleta un mapa con todos los posibles recorridos que hay en la zona de la playa, hay que decir que es una zona muy extensa con carriles habilitados para bicicletas llenos de vegetación y junto al mar. 

Podríamos decir que el recorrido se divide en dos partes, una parte es la que veis en la foto anterior cuyo camino está asfaltado y transcurre prácticamente en paralelo a la playa con abundante vegetación a ambos lados. 

 

Marie no pudo resistir la tentación de subirse en este árbol tan bonito ya que los árboles son su debilidad. La zona está llena de pinos y mucha vegetación que le dan un ambiente y fragancias especiales.

Durante el recorrido llegamos a una zona en la que hay un gran lago muy transitado por peatones, cabe decir que era domingo y muchas familias aprovecharon el buen tiempo para salir a disfrutar de la naturaleza y el sol. 

De vez en cuando parábamos para disfrutar de las vistas del lago y hacer las fotos de rigor. 

El regreso hacia la oficina de alquiler de bicicletas lo hicimos por el camino que bordea la playa en el que también nos encontramos con mucha gente que al igual que nosotros estaba disfrutando de un paseo en bici.

El paseo lo hicimos de 10:30 a 13:30, a esa hora volvimos a la oficina, dejamos las bicicletas y nos fuimos a comer nuestro bocata en un parque muy arbolado y con bancos y mesas de picnic que hay enfrente mismo de la oficina. 

Tras la comida y un pequeño paseo por la playa cogimos el coche y nos fuimos al embarcadero, aparcamos el coche junto a los troncos que describimos al principio del artículo, cuando llegamos ya estaban preparando nuestra barca para el paseo. 

Esperamos unos minutos a que llegasen el resto de gente que también había contratado el paseo en la misma franja horaria que nosotros. 

Llegado el momento empieza el paseo, y la barca se abre paso entre cañas y barro.

Durante el recorrido el barquero te va contando la historia de La Albufera, así como los diferentes métodos de pesca, la migración de las aves que allí habitan y muchas más cosas relacionadas con el entorno.

En todo el recorrido disfrutamos de la compañía de una amplia variedad de aves que hacen que la visita sea mucho más interesante.

La tarde va pasando hasta alcanzar la puesta de sol, el atardecer en el lago es un privilegio que nos hace disfrutar de unas maravillosas vistas en las que parece que el sol se funde con el agua.

Finalmente antes de que anochezca la barca vuelve al embarcadero donde finalizamos la visita con una agradable sensación de relax.

Como siempre esperamos que os haya gustado esta escapada y os animamos a que os deis el gustazo de realizarla. 

Podéis ver el resto de fotos en nuestra página de Facebook: 

ENLACE A LAS FOTOS EN FACEBOOK

Nos vemos en la próxima aventura!!!