Pasarelas Panticosa

Tras un breve descanso al regreso de la ruta del valle de Ripera e ibón de Sabocos, nos atrevimos a pasear por las pasarelas de Panticosa. Un itinerario no apto para personas con vértigo.

«Unos espectaculares pasos colgantes en la propia pared del congosto en un recorrido de 800 metros que no te dejará indiferente.

Rodéate de naturaleza salvaje, verticalidad y emoción en un recorrido de vistas inigualables, sucesión de badinas y pozas de aguas del Río Caldarés.

Un recorrido de aproximadamente una hora de duración y 160 metros de desnivel, que incluye el recorrido por las impresionante pasarelas y la subida a uno de los miradores con mejores vistas de Panticosa y las montañas circundantes, el Mirador O Calvé. Además, en la subida al Mirador, te encontrarás Bunkers.

Pasarelas de Panticosa, el Caldarés a tus pies (website Pasarelas de Panticosa)».

En el siguiente enlace, disponéis de toda la información, así como recomendaciones para disfrutar de una fantástica escapada.

ENLACE INFORMACIÓN PASARELAS PANTICOSA

Las compras de entradas se pueden hacer online con un precio de 3€/persona o en la maquina expendedora cerca del puente por 4€/persona.

Rodeamos el edificio del telecabina y seguimos el sendero señalizado por un poste, en poco más de 10 minutos, llegamos a una pequeña explanada, donde un guía nos informa de las recomendaciones a seguir estrictamente.

Bajamos unas primeras y empinadas escaleras, con unas espectaculares vistas.

Tras cruzar el puente, recorremos un tramo más largo, debemos extremar la precaución, debido a que la roca estrecha en algunos puntos.

Varios miradores nos permiten contemplar pozos en el río Caldarés que discurre más abajo.

La pasarela nos conduce bordeando el barranco, hasta una puerta y unas escaleras de madera. En el poste indicativo, si queremos regresar a Panticosa, tomamos la senda a la derecha, sino subimos a los bunkers y al mirador, a la izquierda.

El camino sube poco a poco y divisamos a la izquierda, el primer bunker. 

A pocos metros, visitamos el segundo bunker. Cuidado con la cabeza, son bastante bajos y estrechos.

El recorrido llega a su fin y emprendemos la bajada por un sendero pedregoso para dirigirnos al parking donde tenemos el coche.

Una experiencia interesante, colofón de una estupenda jornada en el valle de Tena. Si tenéis ocasión, no os lo perdáis!

Os dejamos a continuación, el enlace a nuestras fotografías en Facebook:

ENLACE FOTOGRAFÍAS FACEBOOK

Hasta la próxima aventurer@s!!!