Escapadas Cantabria: Enterrias, Potes, Mogroveja, Monasterio de Toribio de Liébana, San Vicente de la Barquera y Bosque de secuoya en Cabezón de la Sal.

Una imagen vale más que mil palabras, así que miles de imágenes te hacen soñar y revivir momentos y sensaciones inolvidables. Queríamos plasmar la visita a varios puntos de la geografía de Cantabria, no todos los que hubiésemos querido por el poco tiempo del que disponíamos. Os presentaremos los diaporamas de Enterrías, (donde nos hospedamos), Potes (Capital del Valle de Liébana), Mogrovejo y el Monasterio de Toribio, San Vicent de la Barquera, así como la visita imprescindible al bosque de secoyas en Cabezón de la Sal. Todas estas escapadas son aptas para la familia y para los niños.  

No olvidéis llevar siempre agua,  protección solar y muchas ganas de descubrir nuevos horizontes. 

ENTERRIAS

Un enclave privilegiado en la montaña, con tan solo solo 10 habitantes , Posee el encanto de lo rural y conserva en su museo de «la Casa de las Doñas» la esencia de lo vivido en tiempos pasados. Pudimos degustar sus naturales mieles oscuras  cosechadas y que venden en esta aldea, así como otros manjares. 

Enterrias es una localidad que pertenece al municipio de Vega de Liébana y se encuentra situado a 733 metros de altitud bordeado por un rio. Desde este acogedor lugar partimos para realizar las rutas: El Pico JanoPico Coriscado desde el El Collado de Llesba.

Cabe destacar la amabilidad de sus habitantes y la simpatía de unos perros de los que nos hicimos amigos. 

Fotografías y video de Mari Carmen Calatayud Benavent para rutasparatodos

POTES

Un pueblo turístico con bullicio, pero ameno, donde  encontramos muchos restaurantes para poder disfrutar de lo típico de la zona, un abanico de vituallas que van desde carnes, pescados y postres como los sequillos de Potes, y  más concretamente su famoso cocido lebañego, exquisito. Cuna del orujo y el tostadillo, sus calles entrelazan su historia más reciente con su pasado histórico.

La población de Potes, se sitúa en el centro de la comarca de Liébana, donde se unen sus dos ríos: Deva y Quiviesa. Su nombre deriva de «puente» , se la conoce como «la villa de los puentes». Se puede disfrutar de un agradable paseo bordeando el río e incluso para los más atrevidos de un chapuzón en sus refrescantes aguas!

Os recomendamos ojear la web del Ayuntamiento de Potes muy interesante:  https://ayuntamientodepotes.es

Es el punto de referencia para nuestras rutas de: Picos de Europa: El cable-Puertos de Áliva-Teleférico Fuente DéDesfiladero de la Hermida: Ruta Urdon-Tresviso-Urdon 

Fotografías y video de Mari Carmen Calatayud Benavent para rutasparatodos

SAN VICENTE DE LA BARQUERA

San Vicente de la Barquera es un  contraste visual, nos abre una puerta al mar cantábrico y a nuestras espaldas, la cordillera de montañas. Una bella estampa de la Cornisa Cantábrica.

Otro de los pueblos turísticos cántabros de obligada visita, para disfrutar de sus playas, su gastronomía y oferta cultural. Nuestra visita fue de un día y callejeamos por sus rincones más históricos. Un baño en su playa tampoco podía faltar.

Pudimos contemplar: La Torre del Presbote, El Palacio de la familia Corro ( Ayuntamiento), El Hospital de la Concepción  ( en ruinas), Los alrededores de la iglesia de Santa María de  Los Ángeles ( cerrada al público debido al Covid), El Castillo del Rey,..  Un alto en el camino. 

Fotografías y video de Mari Carmen Calatayud Benavent para rutasparatodos

MOGROVEJO Y MONASTERIO DE TORIBIO DE LIEBANA

Para acceder a unos de los pueblos catalogados como de los más bonitos del 2020, debemos coger la carretera de Potes a Fuente Dé y tomamos el desvío que lleva al pueblo de Mogrovejo, un pueblo de películas. Una aldea tranquila, acogedora, un halo de serenidad. Conserva multitudes de edificios, algunos en ruinas,   muy antiguos que abarcan desde la torre del  siglo XIII  hasta el siglo XVIII. Ofrece unas vistas preciosas desde lo alto del pueblo. Mogrovejo, al igual que Pendes y Cillorigo de Liébana,  fueron escogidos para el rodaje de la trilogía de Heidi de Joana Spyri,  por  la directora india Bhava Talwar.   Un entorno fantástico y encantador.

El Monasterio de Toribio de Liébana es un lugar de culto, ocupado em la actualidad por una comunidad de franciscanos. Se encuentra cerca de Potes, ene el municipio de Camaleño, a los pies de la montaña de la Viorna y frente a la cordillera de los Picos de Europa. 

Subimos al  Mirador de San Miguel junto a una ermita del siglo XIII, por la carretera que pasa junto al Monasterio, desde ese punto las  vistas son impresionantes y merece la pena subir, se puede apreciar a lo lejos al pueblo de Potes y una panorámica de los valles y macizos de los Picos de Europa destacables por su belleza.  

Fotografías y video de Mari Carmen Calatayud Benavent para rutasparatodos

BOSQUE DE SECOYAS EN EL CABEZÓN DE LA SAL 

Uno de los bosque de Secoyas más grandes de Europa. Visita imprescindible, que os dejará literalmente con la boca abierta. Árboles alóctonos en Cantabria,  muy longevos, Los del Cabezón de la Sal son relativamente jóvenes (se plantaron en la década de los años 1940), y pueden llegar a medir más de 100 metros. Los de aquí  miden alrededor de 30 metros, pero aun así son impresionantes, inauditos. No hay vegetación a sus pies debido a la frondosidad de sus copas que impiden que pase la luz solar y muy pocos insectos. Árboles de cuento, enormes tanto en altura como en circunferencia, verdaderamente alucinantes. la  textura de su corteza  es fibrosa y de color marón-rojizo  y su tacto muy suave. 

Existen otros especímenes de árboles de robles, castaños y otros en pequeños bosques adyacentes que acompañan al bosque de secoyas, indicados en un mapa con senda a seguir con diferentes colores.  El paseo por el bosque está muy bien señalizado. El tiempo se para cuando admiras esos gigantes. Nuestra visita fue emotiva, estuvo amenizada por una chica que tocaba el harpa en medio del bosque. Para repetir, sin duda. 

Fotografías y video de Mari Carmen Calatayud Benavent para rutasparatodos

Un pequeño resumen de lo mucho que esconde Cantabria. Queda mucho por descubrir, una región que nos ha enamorado. 

Simplemente, con ganas de volver.