Cocentaina – Castillo de Penella

Tras las lluvias de los últimos días y para cerrar este mes de noviembre 2020, nos decidimos por una escapada al norte de Alicante, más concretamente a Penella, para realizar un itinerario fácil desde Cocentaina,  mayoritariamente por pista asfaltada y caminos rurales, lo cual no le quito nada de encanto al recorrido, en esta estación de otoño, que nos regalo imágenes preciosas en el trayecto. Una lastima, en esta época de pandemia, no poder visitar el castillo que se encuentra cerrado al publico por medidas de seguridad. 

La ruta es fácil y apta para toda la familia, niños y mascotas. No obstante, os advertimos que algunos tramos  del recorrido desde el castillo transcurren por carretera, muy transitada, sobre todo por motos, y el arcén cuando lo hay, es estrechísimo. Recomendamos, por vuestra seguridad, regresar por el mismo camino de vuelta desde el castillo ( Ruta lineal) si se quieren evitar estos tramos de carretera. 

Nosotros os plasmamos la ruta circular que acometimos, salvo en el tramo de carretera, que hicimos con mucha precaución. La distancia es de unos 14 kilómetros aproximadamente con una duración de 4 horas con paradas incluidas. 

En el siguiente enlace, os indicamos las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de realizar una ruta: 

RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES

Aparcamos cerca del parque de la Estación en la población de Cocentaina, os dejamos a continuación el link de la ubicación exacta: 

APARCAMIENTO 

Iniciamos la ruta desde ese punto cruzando la carretera y tomando un camino asfaltado que nos dirige a las afueras del pueblo pasando cerca del Instituto Pare Arques, observando una peculiar estatua. Si nos giramos, tenemos una vista imponente del Castillo de Concentaina. Unas acequias ( de Beniasent)  nos llaman la atención por su original construcción. 

Proseguimos por esta pista hasta llegar a un túnel formado por tubos de hormigón, que atravesamos y tan pronto salimos, emprendemos la marcha por un sendero a la derecha, para seguir por el Cami de Benideu. 

Nos sorprende algunas casas, así como las explanadas de olivos y almendros durante este tramo del paseo. Pasamos por el puente del rio Serpis y nos dirigimos hacia el Cordel de las Casas de Penella.

El camino poco a poco va cogiendo altura y tenemos unas bonitas vistas de Cocentaina, siguiendo disfrutando de la marcha sin parar de observar las singularidades del entorno.

Al poco tiempo, divisamos  a lo lejos, el castillo de Penella , rodeados de cultivos y alguna casa en ruina y una Almassera.  

Al llegar a la ermita de Santo Tomás de Villaneva, giramos a la derecha para pasar por delante. En este tramo se puede seguir recto, si no se quiere pasar por el pueblo de Penella. 

Enseguida, tenemos desde la carretera unas perspectivas impresionantes del Castell de Penella. lo vamos rodeando a lo lejos, hasta llegar a la carretera que bordeamos unos 50 metros para adentrarnos en el sendero pegado a una casa. Fue construido en el siglo XIII y pertenece al mundo de los castillos rurales o casas señoriales fortificadas de la primera época cristiana. En 1271 el Rey Jaime I concede a Ponç Guillem de Villafranca las alquerías de Penella y Forminyàn, autorizándolo a construir en la roca de Penella, un castillo.

Una lastima, en esta época de pandemia, no poder visitar el castillo que se encuentra cerrado al publico por medidas de seguridad. La puerta de hierro está con candado y apreciamos desde ahí una placa con la historia del castillo y las escalinatas de hierro que encaminan a su torre. Unas cuantas fotografías en este entorno con encanto y proseguimos. 

Desde aquí, indicar que la ruta puede ser lineal, retrocediendo por donde se ha llegado, para evitar un tramo peligroso. Si se decide seguir,  os advertimos que algunos tramos  del recorrido desde el castillo transcurren por carretera, muy transitada, sobre todo por motos, y el arcén cuando lo hay, es estrechísimo. Pasamos un puente y nos adentramos por un camino estrecho que atraviesa un campo de arboles frutales. 

Unos pasos por la carretera nuevamente y entramos en un camino de tierra y piedras a nuestra izquierda. Un paseo apacible y tranquilo. En unos dos kilómetros, nos encontramos con una arboleda y vistas muy relajantes

Algún que otro charco, debido a las lluvias de los días anteriores, que pudimos sortear por su lado, sin dificultad. Aprovechamos para comer con nuestra peluda, Fosca, y disfrutar del entorno y la buena temperatura. 

Haciendo camino al andar, nos acercamos a varios Mas: Mas Fideli, Als Quatres Vents, La Casita de Laurel.. con la compañía curiosa y ruidosa de algunos perritos detrás de las vallas, cumpliendo con su trabajo, así como patos y gallos en medio de los arboles frutales.  

Estamos muy cerca de la localidad de Cocentaina y su panorámica es impresionante. 

Ciertos detalles en el “parcours” nos distraen y nos encantan. 

Nuevamente, cruzamos un puente sobre el río Serpis o Ríu d’Alcoi, y la pista asfaltada nos guía hacia la entrada del túnel de tubos del principio de nuestra ruta y solo nos queda regresar donde tenemos aparcado el coche. 

Una ruta diferente y agradable, cada una tiene un encanto especial. Se puede realizar lineal o circular. El Castell de Penella, una torre singular, que dado estos tiempos de pandemia, no tuvimos la suerte de poder visitar, pero no nos privó hacerle alguna que otra instantánea.   

Os invitamos a ojear nuestras  fotografías en Facebook, así como los videos de los tracks de Relive y Wikiloc en los siguientes enlaces: 

ENLACE FACEBOOK

ENLACE RELIVE

ENLACE WIKILOC

Hasta la próxima aventurer@s!!!!