Cascadas de Oneta – Asturias

Hoy os presentamos otra de las fantásticas rutas que hicimos durante nuestra estancia en Asturias, se trata de una excursión en el término de Oneta, donde visitaremos 2 preciosas cascadas ubicadas en un bosque digno de cuento de brujas, cabe decir que hay 3 cascadas pero el camino desde la segunda hasta la tercera es un poco peligroso, apenas se ve la senda y hay algunos sitios donde el falso suelo te puede dar un buen susto, además casi al llegar a la tercera cascada hay una bajada un poco peligrosa que decidimos no hacer, por lo tanto os vamos a detallar el camino hasta la segunda cascada. 

Se trata de una ruta lineal de unos 5 kilómetros en total, la primera de las cascadas está a pocos minutos de la localidad de Oneta, la segunda está un poco más separada pero el acceso no es difícil. Como siempre os recomendamos calzado adecuado para senderismo o montaña, también es importante llevar agua. 

Empezamos la ruta en una zona de parking que encontramos a la entrada de Oneta, para llegar solamente tenéis que seguir la siguiente ubicación de Google Maps: 

PARKING CASCADAS DE ONETA.

Enfrente del parking encontramos una pista asfaltada con un cartel informativo sobre la zona de las cascadas, caminamos por esa pista durante unos 15 minutos. 

La pista asfaltada desemboca en un camino de tierra y piedra que desciende hacia el bosque. Durante todo este trayecto se oye el ruido del río a nuestra izquierda. 

 

Tras una bajada un poco empinada ya vislumbramos la primera cascada entre la frondosidad del bosque. 

Llegamos a la Cascada de Firbia, rodeada de robles, abedules y castaños, es la cascada más espectacular de todas y la más accesible. En su margen derecho se encuentra un canal que en la antigüedad abastecía a varios molinos, los Molinos de Oneta, hoy prácticamente desaparecidos.

La belleza de la zona es impresionante. 

Seguimos el sendero junto al río y pasamos por el molino de Abaxo, prácticamente en ruinas. 

Pronto nos encontramos con un panel que nos informa de la dirección a seguir hacia la segunda cascada la de Ulloa. 

Caminamos durante unos 30 minutos por un sendero rodeado de abundante vegetación donde apenas entra el sol. 

Finalmente llegamos a la segunda cascada, de menos verticalidad, pero igualmente extraordinaria, rodeada de un entorno de vegetación también exuberante, con una frondosa cubierta de fresnos y alisos.

La belleza de la zona invita a sentarse y relajarse escuchando el sonido de la naturaleza. 

A partir de aquí el sendero continua junto al río, pero se va complicando cada vez más, en un momento dado hay que cruzar el río sobre unas piedras y ascender por un camino bastante fangoso donde la senda desaparece hasta llegar a una bajada muy peligrosa que decidimos no hacer, nuestra recomendación es volver por el mismo camino una vez visitada la segunda cascada, una excursión apta para todas las edades y de un gran valor natural. 

Esperamos que os haya gustado, podéis ver todo el reportaje de fotos en el siguiente enlace de nuestra página de Facebook: 

ENLACE FOTOS FACEBOOK. 

ENLACE VIDEO PRIMERA CASCADA.

ENLACE VIDEO SEGUNDA CASCADA.

ENLACE VIDEO BORDEANDO EL RIO.

Hasta la próxima aventurer@s!!!!