Asturias – Senda del oso (Por la vía verde).

Continuando por nuestra estancia en Asturias durante el mes de Agosto, tras realizar la ruta por el desfiladero de Las Xanas todavía nos quedaban fuerzas y ganas de visitar más cosas, así que decidimos ir a visitar el Área recreativa La Buyera (que estaba a 5 minutos del parking de Las Xanas) para realizar un tramo de la famosa Senda del Oso. 

A continuación, el enlace a las recomendaciones de rigor y avisos importantes a tener en consideración antes de emprender actividades de senderismo:

ENLACE A RECOMENDACIONES Y AVISOS IMPORTANTES 

La senda discurre por el camino en donde antaño estaba situado el tren minero que recorría el valle del río Trubia desde las localidades de Santa Marina (Quirós), por un lado, y las minas de Teverga (desde Entrago), por otro. Ambas confluían en el pueblo de Caranga de Abajo (Proaza y su central) y desde allí llegaban hasta el pueblo de Trubia, perteneciente al municipio de Oviedo. Este tren se usó hasta el año de 1963 para el transporte de mineral de hierro y carbón por parte de la Compañía de Minas y Fundiciones de Santander y Quirós, fundada en 1868, y más tarde por la Fábrica de Mieres en 1888. Durante todo el tiempo de existencia de esta línea, el transporte de viajeros fue casi inexistente. Al final, el agotamiento de las minas, así como su poca rentabilidad económica, en contraposición a otras cuencas mineras asturianas, propició su cierre en 1963 (Fuente: Wikipedia).

Se trata de una ruta lineal de unos 18 Km de ida y lo mismo de vuelta que une el Área recreativa La Buyera con la población de Entrago, toda la ruta transcurre por pista asfaltada y es muy fácil de recorrer, todo el trayecto está marcado y no hay perdida. El camino está transitado por multitud de gente en bicicleta ya que en la zona hay algunas empresas para el alquiler de las mismas. Nosotros hicimos un tramo de la ruta a pie de unos 8 Km de ida y lo mismo de vuelta debido a que ya era tarde y se nos hacia de noche. 

Para realizar esta excursión hay que dirigirse al Área recreativa La Buyera, en el siguiente enlace tenéis la ubicación exacta de Google Maps: 

ENLACE AREA RECREATIVA LA BUYERA.

Aparcamos el coche y caminamos por el área recreativa donde existe un bar y multitud de bancos con mesas de picnic, la zona del área recreativa es muy bonita ya que está situada en una pradera de hierba y árboles. En uno de los laterales del área encontramos una rampa asfaltada que nos conduce hacia el inicio de la senda donde nos encontramos con una señal que nos dirige hacia la derecha. 

Iniciamos la marcha por pista asfaltada con barandillas de madera.

Tras mas o menos un kilómetro llegamos al cercado osero donde encontramos unos paneles informativos sobre la zona. 

Al llegar a la zona osera tuvimos la suerte de poder observar a las osas Paca y Tola durante un buen rato. 

La zona dispone de una pequeña plataforma elevada desde donde podemos observar la zona osera. 

Durante este tramo inicial podemos observar algunos rebaños de vacas y bueyes pastando en el valle. 

Siguiendo el camino cruzamos un pequeño puente junto al río y nos encontramos unas escaleras a nuestra izquierda que suben a un pequeño mirador.

Desde lo alto del mirador tenemos una vista panorámica mas extensa del valle y la montaña. 

Al bajar del mirador nos topamos literalmente con una libélula que nos regaló unas poses para poderla fotografiar. 

El camino se disfruta debido a que contiene una vegetación envolvente de arbustos y plantas autóctonas. 

En un momento dado tuvimos que detener nuestra marcha para esperar a que una enorme oruga cruzase el camino. 

Seguimos por la vía verde y llegamos a ver las primeras casas del pueblo de Proaza, que es una continuación de Ferreiros. Un poco más adelante pasamos junto a una central hidroeléctrica junto a Proaza donde encontramos unos paneles informativos. 

Seguimos recto caminando junto al río, la zona va ganando belleza a cada paso que damos. 

En unos minutos llegamos a los primeros túneles de los muchos que hay durante el trayecto. 

A partir de aquí nos encontramos con algún túnel cada pocos minutos, seguimos bordeando el río.

Tras pasar la segunda zona de túneles el camino se pega a las paredes. 

 

Empezamos a caminar por el Desfiladero de Peñas Juntas y llegamos a la entrada de un túnel con pared en extraplomo bajo la que discurre el río Trubia unos metros más profundo. Al inicio del túnel hay un panel con un gráfico del mismo que informa de su longitud de 234 metros. Está iluminado y las paredes y suelo  húmedos por la filtración del agua.

Nada más salir del mismo y andar unos metros llegamos a la entrada de otro túnel iluminado donde las paredes del desfiladero se “besan”, como dice el letrero a su entrada.

En ese lugar la Regenta María Cristina dijo: “Esto es horriblemente bello”; allá por el año 1864. Es un tramo espectacular y bello. Al otro lado del desfiladero y en una pared de la montaña paralela a la nuestra, hay otra vía de comunicación y un túnel sin iluminación. 

En la siguiente foto podemos ver la profundidad del túnel. 

Tras pasar este túnel, calculamos que teníamos el tiempo justo para volver antes de que se nos hiciese de noche, por lo que emprendimos el camino de vuelta hacia el parking. 

Una ruta muy fácil de seguir y cómoda, en la que hay que tener un poco de cuidado ya que está muy transitada por bicicletas. Si tenéis la suerte de estar por la zona no dejéis pasar la oportunidad de hacer esta maravillosa excursión apta para todas las edades. 

Os dejamos con el enlace a las fotos que hicimos durante la excursión: 

ENLACE FOTOS FACEBOOK RUTAS PARA TODOS.